Ricard Martínez, presidente APEP en La2; La Red, Privacidad y Menores

Desde EUROVIMA y en colaboración con APEP, queremos dejaros este vídeo en el que se tratan temas muy interesantes desde el punto de vista de la Privacidad e Internet,  desde ¿Qué seguridad nos ofrece la red y hasta qué punto? a ¿Cómo podemos proteger nuestra intimidad? y sobre todo la de los menores.

En un momento en el que el número de internautas crece y crece y el auge de las redes sociales es tal que se ha instalado como un nuevo canal de comunicación que para muchos sustituye a los convencionales, hemos de pensar en las personas más vulnerables (los menores) y en la manera que la red tiene acceso a todo tipo de datos personales.

Los jóvenes hablan en la Red de sus gustos, sus aficiones, publican imágenes y en definitiva cualquier información en ocasiones sin pudor, que a posteriori no les gustará que en ella se encuentre, pero probablemente ellos mismos la habrán volcado en algún momento. Y allí estará ese buscador para devolvérnosla, que aunque fuera de contexto, estará accesible a cualquiera.

En todo caso, hay que recordar que la seguridad y la privacidad no deben ser incompatibles y eso en una Red Social se puede limitar cuando menos acotando a quienes queremos dar acceso o no, es decir, soy libre de renunciar a “mi intimidad”.

Por tanto, debemos educar y darles criterios para que sepan que hay peligros y para que sean capaces de percibir el valor que la red también aporta. No podemos dejarles que los descubran por sí solos, pues igual que no les dejamos hacer determinadas cosas solos, tampoco lo haremos en la Red.

Por último, recordemos que la Red y los buscadores no deben limitar la libertad de expresión, que al igual que la privacidad es también un derecho, pero también hay que ser responsable sobre lo que se dice.

La educación es fundamental, cuando menos si viene acompañada de información. El resto es un camino en el que el aprendizaje se hace caminando.

2 comentarios
  1. Dean Patterson
    Dean Patterson Dice:

    Mi privacidad es sagrada, mi intimidad prioritaria. El hecho de que haya una número importante de personas que se dedican a publicar sus miserias, no es óbice para pensar en un cambio de comportamiento. Desde la noche de los tiempos, hay gente dispuesta a contarlo todo, y gente que no quiere contar nada. Al ir aumentando y diversificándose los medios de comunicación, hay más procedimientos para la gente que quiere exhibirse, mientras los que no quieren permanecerán en el anonimato, sólo que esos no contabilizan porque no aparecen. De la cantidad innoble de clientes que tiene una red social como Facebook, para empezar entre inactivos y dados de baja que siguen contando ya te quitas un gran porcentaje. De los que quedan…¿cuantos muestran sus impudicias al mundo mundial? No a tus amigos, sino a desconocidos. No se en qué mundo os moveis, pero desde luego, yo que me dedico a esto y estoy rodeada de personas que se dedican a esto, el porcentaje de exhibicionistas es el mismo que antes de que existiera la internet. Sólo que ahora la media te proporciona infinitas posibilidades para la impudicia. Saludos PD: Todavía habemos personas que no disfrutamos con programas como Gran Hermano, más bien sentimos Gran Pena…Incluso sin cuenta en Facebook, porque consideras que tu popularidad no vale tu privacidad…ni tu intimidad. No hay nada como saber cómo funcionan las cosas para temerlas.

    Responder
    • Rafael-Varela
      Rafael-Varela Dice:

      Estimada usuaria.
      Agradecerte tu opinión que en buena parte también comparto. Evidentemente hablamos de aquellos que se “asoman” a las redes Sociales y en general a Internet. Entendemos que el número de personas, a medida que se ha ido desarrollando y su acceso ha resultado más rápido, sencillo y global, se ha incrementado de manera exponencial.
      Este incremento es muy significativo entre los jóvenes/adolescentes que cada vez usan más estos medios y por ello nuestra opinión cuando dices que “el porcentaje de exhibicionistas es el mismo que antes de que existiera la internet” es diferente.
      Como puedes ver en nuestro reciente post “Ley de “Murphy” y privacidad online” entendemos que hay parte de la información sobre nosotros, quiénes y cómo somos, nuestros gustos, aficiones, hábitos, etc que está divulgada en Internet la ha publicado uno mismo (información que hemos compartido de manera “directa”), pero también hay información que otros pueden deducir de nuestra actividad digamos “indirecta” en la Red y otra vía, cada vez más extendida y es la información que otros dan de nosotros en la red.
      El simple hecho de entrar en internet no nos garantiza, por desgracia, nuestro anonimato y esto se debe en gran parte a las famosas “cookies” (en el día de ayer La Agencia de Protección de Datos (AEPD) presentó una Guía sobre el uso de las cookies, elaborada en colaboración con la industria de los medios y las agencias de publicidad y de la que en los próximos días hablaremos en un nuevo post).
      Según palabras del presidente de la AEPD, José Luis Rodríguez “es un gran paso adelante en una tarea difícil: conciliar el uso de los aparatos tecnológicos con la privacidad de los ciudadanos”, ya que “se establecen reglas para que los ciudadanos puedan decidir si consienten o no la instalación de cookies en sus terminales”.
      Un cordial saludo,

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTO recibir comunicaciones comerciales de EUROVIMA

He leído y acepto la Política de privacidad

Los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por EUROVIMA CONSULTING, S.L. (EUROVIMA) como Podrás ejercer tu derecho a revocar el consentimiento, solicitar el acceso, rectificación o supresión, la limitación de su tratamiento u oponerse (si hay interés público o interés legítimo) y/o el derecho de portabilidad. En todos los casos podrá ejercer sus derechos por correo electrónico dirigido a rgpd @eurovima.es indicando la referencia “Protección de Datos”. En la solicitud debe constar: Nombre, apellidos y fotocopia de tu DNI, petición en la que se concreta tu solicitud y domicilio a efectos de notificaciones. Cualquier persona puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos a través de la web www.agpd.es en caso de considerar que sus derechos no han sido satisfechos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.